Rutas por la Costa Cantábrica

BANCO DE LOIBA. Impresionante.

RUTA DESDE VIVEIRO A CEDEIRA.

En esta ruta vamos a poder disfrutar del entorno marítimo y las impresionantes vistas que nos deja el famosos banco de Loiba. Vamos a poder observar O Fuciño do Porco que está justo a lado de Viveiro. Después nos dirigiremos a Estaca de Bares, pasaremos Ortigueira y justo desde Cariño vamos a poder acceder al Cabo Ortegal con unas vistas espectaculares. Desde allí nos dirigiremos a la Garita de Herbeira, un lugar impresionante donde deberemos resguardarnos del viento. Finalmente visitaremos San Andrés de Teixido. Desde nuestro apartamento Costa Reinante Spa tenemos un recorrido de aproximadamente 100 kms, que bien merecen la pena.

O FUCIÑO DO PORCO

O Fuciño do Porco es un mirador natural que divide la ría de Viveiro, en el municipio de O Vicedo. Además de las espectaculares vistas, permite un paseo entre acantilados a través de una pasarela.
Se accede cogiendo un desvío señalizado de la carretera LU-682, que une Viveiro y O Vicedo. Se pasa también por la playa de Abrela, una espectacular playa con aguas templadas.

ESTACA DE BARES

Nos encontramos ya en la provincia de La Coruña. Es el punto más septentrional (al norte) de la península Ibérica y, además, divide  geográficamente el mar Cantábrico y el océano Atlántico. Es un lugar desde donde poder apreciar los impresionantes acantilados de las Rías Altas Gallegas, justo entre las provincias de La Coruña y Lugo. En este punto podemos contemplar la fuerza de las olas rompiendo contra los acantilados y la impresionante vegetación. Con un poco de suerte la abundancia de aves que sobrevuelan la zona. Justo al lado destacan las playas de Porto de Bares y el pueblo de O Barqueiro. Impresionantes las casas marineras con unas fachadas llenas de colorido.

Acceso por la carretera AC-862 (Ferrol-Viveiro) hasta la ría de O Barqueiro y desvío hacia el puerto de Bares, por la AC-100.

Apartamentos en la Playa de las Catedrales Costa Reinante Spa.

EL BANCO DE LOIBA

Fuciño do Porco Vicedo

El banco de Loiba, es conocido como “el banco más bonito del mundo” -The best bank in the world-. Se encuentra en los acantilados de Loiba dentro de la parroquia de San Julián de Loiba, entre los cabos de Ortegal y Estaca de Bares. Desde este punto se pueden contemplar unas maravillosas vistas de la costa gallega dentro de la provincia de A Coruña.
Uno de los momentos más especiales para visitar los acantilados es el de la puesta de sol. En este momento cercano al ocaso se pueden tomar unas espectaculares fotos de la zona.

Además del famoso banco de Loiba, podemos realizar una caminata por la zona para disfrutar de la naturaleza en estado puro. Los más intrépidos pueden intentar bajar a las playas de la zona a través de senderos prácticamente verticales.

Para acceder a la zona, debemos dejar la carretera. Es posible que en determinadas temporadas no se permita el acceso en coche hasta la zona. No obstante, se dispone de un bus gratuito para acceder en horario de 11:00 a 20:00, consultar en la Oficina de Turismo de Ortigueira.

CABO ORTEGAL

Acceso

Una vez que hemos dejado el banco de Loiba, nos dirigimos al cabo Ortegal , siendo el segundo lugar más al norte de la península ibérica. Su acceso se realiza a través del municipio de Cariño, ascendiendo entre estrechas calles. Al final del municipio, se abre paso la carretera, que paralela a la línea de costa nos lleva hasta el faro del Cabo de Ortegal. Desde la carretera podemos observar a la derecha la impresionante ría de Ortigueira y a la izquierda impresionantes paredes verticales.

Faro

Justo al lado del faro encontraremos un  parking donde dejar nuestro coche y disfrutar de las vistas. Especialmente podemos ver, al frente, tres peñascos afilados, Os Aguillóns, con un predominio del blanco procedente del guano de las aves. Allí podremos ver pequeños barcos que acceden a la captura del percebe, una zona especialmente peligrosa por la batida de las olas. A la derecha, y en días claros, podremos observar la punta de Estacas de Bares, al otro lado de la ría de Ortigueira. Y por último, a la izquierda se encuentran los acantilados mas elevados de las costa española y de los más elevados de Europa.

Mirador de O Miranda

Antes de dirigirnos a la Garita de Herbeira o Vixia de Herbeira, deberíamos hacer una parada en el Mirador de O  Miranda. Para ello cogemos la carretera de vuelta desde el faro y giraremos a la derecha por una carretera estrecha. En ella nos encontraremos con caballos salvajes, vacas y cabras por la carretera, pero las vistas por esta carretera merecen la pena. También podemos regresar hasta Cariño y desde allí coger dirección San Andrés de Teixido. Si preferimos andar, podemos realizar una caminata entre los bosques de la zona. Desde el Mirador de O Miranda podemos contemplar toda la ría de Ortigueira, Estaca de Bares al frente y Ortigueira a la derecha. En la parte inferior, el municipio de Cariño.

La Garita de Herbeira, es con sus 615 metros el punto más elevado de la sierra de A Capelada. Se precipita directamente contra el mar formando los acantilados más elevados de la Europa continental.

Nos encontramos  en un tramo del litoral abierto al Atlántico entre el cabo Ortegal y San Andrés de Teixido. Vamos a disfrutar de unas espectaculares vistas.
Tenemos que tener cuidado si viajamos con niños pequeños por la peligrosidad del lugar sobre todo en la zona donde se encuentra la garita.
Hay que tener muy en cuenta también la fuerza del viento, estamos en un espacio de mucha altura y justo al borde de los acantilados. 43°43’24.7″N 7°56’45.5″W

SAN ANDRÉS DE TEIXIDO

A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo”

(A San Andres de Teixido va de muerto el que no fue de vivo).

San Andrés de Teixido es un lugar muy especial y poco conocido. Se dice de la zona que es donde esta La Puerta del Más Allá del Mundo Celta. Además de donde San Andrés encalló con su barca.
También en la zona se dice que existe la hierba del amor o herba namoradeira. Se trata del clavel marino que hay que recoger en la orilla del mar, después de haber bajado por una pronunciada pendiente. Posteriormente hay que ofrecerlo a San Andrés. De esta forma se atrae a la persona amada.
Merece la pena la visita por  el lugar donde se encuentra. Una zona de acantilados que permite el acceso hasta la línea de mar, no sin alguna dificultad (saltar barreras, desniveles …). Por el camino nos encontraremos con la Fuente de los Tres Caños, a Fonte da Morte e da Vida. Una fuente con sus propias leyendas y un regato que se precipita al mar en un entorno realmente bonito.
Es interesante la zona de la Ermita y el pueblo, con abundantes restaurantes donde degustar los percebes que se capturan por la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top